International Cesarean Awareness Network en MONTEVIDEO

Red Internacional para la Concientización sobre la Cesárea
Este es el sitio de ICAN en Montevideo

domingo, 13 de diciembre de 2009

El Impacto de la Cesarea o Despues de la Cesarea: Curando la Herida Emocional



Ibone Olza. Médico psiquiatra.

http://www.ican-online.org/recovery/el-impacto-de-la-cesarea-o-despues-de-la-cesarea-curando-la-herida-emocional

Se estima que aproximadamente una de cada cinco o de cadacuatro mujeres españolas dan a luz por cesárea. En la mayoría de los casos laintervención se decide de manera urgente por problemas en el parto. Estoconlleva que se puedan dar situaciones de verdadero estrés o incluso miedo porla vida de la madre o del niño. Por eso la recuperación es lenta y no sólodepende de los aspectos físicos. También hay que cuidar el lado psicológico.Algunas madres aceptan bien la intervención y se recuperan sin problemas. Peropara otras mujeres el impacto puede llegar a ser muy fuerte, aunque raramente lollegan a hablar porque se sienten culpables de no estar felices en el nacimientode sus hijos.

"Nunca imaginé que pudiera tener problemas para parir.Despues de 6 horas de parto dijeron que la vida del niño corría serio peligro.Pasé mucho miedo, incluso pensé que me iba a morir. Mi marido tuvo que esperarfuera. Nada más nacer se llevaron a mi hijo, apenas lo di unos segundos.Mientras me cosían me sentí tremendamente triste y sola, los profesionalesapenas me dijeron unas palabras.". M.P.

Las circunstancias que rodean una cesárea pueden ser muyestresantes para la mujer y para su pareja. Toda situación de riesgo vitalconlleva un estrés psicológico grave. A veces los profesionales de la salud noson conscientes del sufrimiento psicológico que estas situaciones pueden generar.Muchas mujeres que han tenido una cesárea urgente cuentan como en las semanas omeses que han seguido al nacimiento han revivido los momentos del nacimiento ensu cabeza como si de una película se tratara. A menudo pueden experimentarademás tristeza o rabia, pero puede ser que no exterioricen estos sentimientosya que los que le rodean suponen que está feliz porque que ha sido madre.Empezar a exteriorizar estos sentimientos de tristeza es el primer paso hacia larecuperación. Por otra parte, si la mujer ya sabía que el niño iba a nacer porcesárea probablemente la intervención haya sido menos traumatizante.

"Pensaba que sería el día más feliz de mi vida y fue uno delos peores. Cuando me llevaron a la habitación ni siquiera tenía ganas de ver ami hija. Creo que soy una mala madre por no estar feliz a pesar de tener unaniña preciosa." M.C.

El tener que dar a luz por cesárea puede suponer una pérdida: el nacimientosoñado no ha sido como se pensaba. (esto también puede suceder cuando el parto,a pesar de ser vaginal, ha sido traumático). Incluso cuando la cesárea hapermitido que el niño nazca sin problemas la madre puede estar triste por nohaber tenido un parto natural. Esta tristeza no significa que no quiera al hijocómo la que más. Otro factor que puede incrementar la tristeza es la propiadebilidad que la operación genera. Una cesárea es cirugía mayor abdominal yencima nada más salir de la anestesia hay que ocuparse de un recién nacido. Siencima se ha perdido mucha sangre en la intervención, y si en la clínica la madre no consiguedescansar bien, la situación de agotamiento hace que todos los sentimientos detristeza aumenten, pudiendo llegar a causar una clara depresión.

"Me siento fracasada y frustrada por no haber parido. Porridículo que parezca también pienso que he decepcionado a mi marido. Creo que laculpa fue mía por no haber hecho una buena preparación al parto".

El parto es mucho más que la llegada al mundo de un hijo. Estambién un momento crucial en la vida de muchas mujeres. Desde que tenemos laprimera regla se nos dice que así podremos tener hijos y el parirlos es algoinnato en nosotras. El tener que parir por cesárea puede motivar que la mujersienta que su cuerpo le ha fallado o incluso que es culpable de no haber cuidadobien al hijo que llevaba dentro. Estos pensamientos pueden ser obsesivos:continuamente se le da vueltas al tema pensando que se podía haber hecho paraque las cosas fueran de otra forma. Una forma de aliviar estos sentimientos eshablar con los profesionales que atendieron el parto o incluso con otros médicoso matronas que pueden ayudar a entender mejor lo que sucedió. Muchas veces elpadre también se ha llevado un buen susto y puede estar preocupado por larecuperación de su mujer o por los futuros embarazos. O puede ser que noentienda la tristeza de su mujer si el niño está perfectamente. Compartir estossentimientos en la intimidad permite aliviar los sentimientos de culpa y aceptarque ser padre o madre es en la realidad más complejo que en los sueños perotambién mucho más enriquecedor.

"Deseamos más hijos, pero yo me siento incapaz de volver apasar por una experiencia así. Sólo de ver el hospital se me pone la carne degallina. No sé si algún día superaré esta situación"

Hablar de todos los sentimientos que rodean una cesárea o unparto traumático facilita el ir curando la herida emocional. Los motivos quegeneraron una primera cesárea no tienen porque repetirse. Con el tiempo, elapoyo de la pareja y con la información adecuada se puede poner la experienciaen perspectiva. La lactancia y el ver crecer al hijo o hija son desde luegoayudas valiosísimas para superar el trauma. Aunque el siguiente embarazo puedeestar marcado por el miedo a que se repita, el ir hablando del tema y el apoyode la comadrona o el ginecólogo sirven para poder afrontar el nuevo nacimientosin miedos. Si los profesionales no muestran este apoyo puede ser beneficioso elbuscar una segunda opinión o incluso el cambio de equipo médico.

RECUADRO: COSAS QUE AYUDAN A SUPERAR LA CESAREA:

1. Descanso y tranquilidad. Cuando alguien está convalecientede la operación no debería estar pendiente de recoger la casa para recibir a lasvisitas. Por eso puede ser aconsejable posponer las visitas hasta que el bebé hacumplido un mes, por ejemplo, y dedicar todo el tiempo posible a descansar.

2. Hablar con los profesionales y preguntar todas las dudas concernientes a laoperación. Incluso si la madre estuvo despierta durante la cesárea puede norecordar muchas de las cosas un informe detallado o una copia del historialmédico.
3. Reconocer y aceptar los sentimientos de pérdida o de tristeza si estánpresentes. "Lo importante es que el niño está bien" es uno de los comentariosmás repetidos tras una cesárea. Claro que sí, pero también es importantereconfortar a la madre y aceptar su frustración si ella la siente así.

4. Hablar con mujeres que han pasado por una experiencia similar produce unalivio importante. En internet existen foros para apoyar a mujeres que busquenapoyo para superar esta experiencia.http://www.elistas.net/lista/apoyocesareas.

5. De cara a siguientes embarazos, saber que no tiene porque volver a suceder.Se estima que hasta un 80% de las mujeres que han tenido una cesárea puedentener luego un parto vaginal. En Estados Unidos incluso hay mujeres que hanparido después de dos o más cesáreas. Los estudios demuestran que los centrosdonde más se respeta el parto natural tienen tasas más bajas de cesáreas sin queello incremente los riesgos para la madre o el niño. Una buena información ypreparación al parto son la mejor manera de evitar una cesárea innecesaria.

6. Si hay que volver a pasar por una cesárea se pueden pedir algunos cuidadosque facilitan la recuperación física y psicológica. Solicitar que el padre estéen la intervención y pueda coger al bebé nada más nacer, que la madre estéinformada en todo momento, o que se mantenga un clima de silencio durante lacesárea permite recuperar la sensación de respeto y cariño que debería rodeartodo nacimiento.


This may be copied and distributed with retained copyright.
© International Cesarean Awareness Network, Inc. All Rights Reserved.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
ICAN de Montevideo. Design by Wpthemedesigner. Converted To Blogger Template By Anshul Tested by Blogger Templates.